Especialización en
Cardiología Deportiva

El objetivo de la cardiología deportiva es doble, por una parte la detección de enfermedades cardiacas, que puedan suponer un riesgo para el deportista y por otra la recomendación del tipo e intensidad del ejercicio físico para lograr el mejor entrenamiento.

La práctica deportiva es indudablemente beneficiosa para el corazón, pero es recomendable un examen previo para descartar la presencia de una cardiopatía potencialmente peligrosa para el deportista, que incluso podría ocasionarle una muerte súbita, algo por fortuna no demasiado frecuente, pero que, cuando sucede, tiene un gran impacto en los medios de comunicación, ya que puede afectar a personas de cualquier edad; además dado que cada vez son más las personas que realizan ejercicio físico, es mayor la población expuesta al riesgo de sufrir problemas cardiacos como consecuencia de la actividad deportiva.

La mayor parte de estos problemas, son debidos a la presencia de cardiopatías congénitas, miocardiopatías, arritmias cardiacas y enfermedad coronaria. Muchos de ellos podrían evitarse con la realización de una simple exploración cardiológica, complementada con técnicas no invasivas de diagnóstico: Pruebas de esfuerzo y Ecocardiografía fundamentalmente, también estudio de las arritmias cardiacas, mediante Holter, cuando se juzgue oportuno. De este modo pueden descartarse la mayoría de enfermedades del corazón.

Por todo ello, recomendamos un chequeo cardio-deportivo a toda aquella persona, independientemente de su edad, que realice deporte, tanto para mantenerse en forma, como cuando se trate de ejercicio de alta intensidad (maratones, triatlones, carreras de montaña, etc.)

En Gidec, Gabinete de Cardiología ofrecemos la realización de este tipo de chequeo cardio-deportivo, de una manera rápida y sencilla, recomendando al mismo tiempo el grado de entrenamiento más adecuado para cada persona.


Pide una cita
persona consulta